EIZO ColorEdge CG319X, el monitor de Estudio Roco
por Diego Yhamá, CSI

Elegir un monitor para hacer corrección de color en la actualidad no es una tarea fácil, la variedad de marcas, características, funciones y precios, nos confunden en nuestro juicio de determinar cuál es el más apropiado para nuestra necesidad.

Ante esta situación, en este texto, quiero comentar acerca del que actualmente es mi monitor de referencia en mi compañía, Estudio Roco. El EIZO ColorEdge CG319X es un monitor que actualmente cubre las necesidades y requerimientos de nuestro trabajo, vamos a ver el por qué.

En Estudio Roco, desde que empezamos hace 7 años siempre hemos tenido el objetivo de ofrecer un servicio de color personalizado y confiable, esto intentamos reflejarlo con el trato al cliente, la adecuación del lugar y técnicamente en nuestra sala de color por medio del monitor.

Desde que empezamos, siempre hemos trabajado con monitores broadcast, nuestro lema ha sido que el monitor de nuestra sala es donde se verá la imagen de manera más precisa y este será la referencia más confiable respecto a la cantidad de pantallas que existen actualmente; el monitor junto con la adecuación de nuestra sala es nuestra bandera, nuestra forma de decirle al cliente que confíe en lo que ve en nuestro lugar, nuestra forma de certificar que somos especialistas en el tratamiento de la imagen.

Ante este panorama, lo primero que buscamos en el monitor es que cumpla los requerimientos técnicos de espacio de color y función de transferencia de visualización y entrega de nuestros trabajos.

Actualmente mucho de lo que hacemos es en rango dinámico estándar (SDR); Rec 709 con gamma de 2.4 a 100 nits, Srgb con gamma de 2.2 100 nits y P3 con Gamma de 2.6 a 60 nits, que el monitor pueda reproducir con exactitud estas especificaciones a 10 bits es obligatorio y además que nos permita tener memorias para intercambiar entre especificaciones es una gran ayuda.

El monitor EIZO ColorEdge CG319X, cumple con los requisitos mencionados anteriormente. Cuando se recibe por primera vez el monitor, se puede encontrar adentro de la caja un certificado de calibración de fábrica que demuestra que se cumple con los requerimientos y además en la parte frontal donde se encuentran los menús, se puede cambiar muy fácilmente entre los diferentes presets que en este caso son las especificaciones de espacios de color, esto da bastante facilidad al usuario para poder customizar el monitor sin necesidad de recalibrar o de entrar a menús complicados para cambiar entre ellos.

Sin duda alguna que el monitor cumpla con los requerimientos de espacios de color de visualización y entrega de nuestros trabajos es vital en el proceso de la elección del monitor, actualmente muchos monitores cumplen con estos requerimientos SDR, pero, ¿Qué tanto duran estas pantallas calibradas para mostrar con exactitud estos espacios de color?, esa es una pregunta que nos debemos hacer.

Para nadie es un secreto que las pantallas con el uso continuo van a perder la eficiencia y en nuestro trabajo como coloristas debemos saber que se deben calibrar nuestros monitores periódicamente.

Si un monitor pierde el parámetro de calibración en poco tiempo, a futuro recalibrarlo va a costar más dinero que el mismo monitor, esto es un factor clave en la compra de un monitor de color. Un patrón que se cumple en muchos casos es que entre más costoso el monitor, se va a mantener calibrado por más tiempo y también que el proceso de recalibración va a ser más rápido que en comparación de un monitor económico, esto sin duda es un factor a tener en cuenta, más cuando los monitores de color cada día se han vuelto más asequibles.

Ante esto la pregunta es: ¿Qué tanto quiero que me dure la inversión que estoy haciendo? o si compro un monitor económico como colorista profesional debo estar consciente que tendré que invertir dinero constante en procesos de calibración.

Ante este panorama puedo decir que el EIZO ColorEdge CG319X, mantiene la eficiencia del parámetro de calibración por un tiempo considerable y a esto se le agrega la funcionalidad que cuenta con un calibrador integrado junto con un software de calibración interno que se puede controlar directo desde los menús del monitor o vía USB desde un computador para mayor control de las funciones.

Esta funcionalidad permite que el monitor se pueda calibrar de manera automática muy fácil o también que se pueda programar periódicamente auto calibraciones, esto es un punto muy favorable para seguir manteniendo la precisión de color durante el tiempo.

A esto se le agrega que el monitor se puede conectar con el software estándar de calibración más usado en la industria, Calman de Portrait display y desde Calman, efectuar un Autocal con el calibrador del monitor o también usando uno externo.

Puedo certificar como calibrador certificado por el PVA que el calibrador interno junto con el software propietario de EIZO genera resultados muy similares en comparación con una calibración directa por Calman. Si deseamos hacer una calibración manual para tener aún más precisión, también el monitor nos ofrece suficientes parámetros ajustables en sus menús avanzados

Si el monitor no está calibrado, en Estudio Roco no podríamos dar el servicio de color, el EIZO ColorEdge CG319X nos da suficientes garantías para que nuestro monitor nos de confianza en nuestro servicio ofrecido.

A la calibración se suman características muy importantes como la reproducción de la imagen simultáneamente de 10 bits, el contraste de 1500:1, y la resolución de 4096 x 2160 en una pantalla de 32” en un panel de tecnología LCD IPS. El avanzado desarrollo de la pantalla muestra negros muy puros en comparación de pantallas con tecnología similar y a esto se le suma que el monitor nos permite hacer una evaluación crítica técnica de nuestra imagen colorizada.

Hacer color no es sólo dejar una imagen estéticamente bonita, también es dejar la imagen técnicamente adecuada. Mucho de nuestra labor es detectar y solucionar problemas técnicos como banding, pixeles muertos, nivel de ruido, problemas de velocidad de cuadros por segundo, problemas de campos, entre otros.

Diferentes tipos de monitores intentan esconder estos errores para que la imagen se vea “linda” o simplemente no los muestran, esto no es funcional para evaluar técnicamente la imagen que es vital para el proceso de entrega de un “buen color”.

Puedo decir que con el monitor EIZO ColorEdge CG319X, podemos detectar de manera visual estos artefactos técnicos para poder solucionarlos, incluso podemos tener un zoom de 4x en la pantalla para verlos con mayor precisión, además contamos con diferentes herramientas visuales como advertencias de luminancia, advertencia de errores de gamut que nos ayudan en el proceso de hacer un control de calidad en nuestra imagen.

Sumado a esto hay un factor muy importante en la fabricación del panel y es su uniformidad de color a través de la pantalla. EIZO, por medio de la tecnología DUE (ecualización de uniformidad digital de EIZO) garantiza la estabilidad de color y brillo de su panel, factor que es muy importante en el proceso de colorizar y juzgar diferentes partes del cuadro de la imagen, además, el monitor cuenta con un ángulo de visión de aproximadamente 180 grados, esto permite que en nuestra sala de colorización, el cliente se siente al lado del colorista y juntos puedan ver la misma imagen, si existe diferencia entre lo que observa el cliente y el colorista se pueden generar problemas de comunicación y por lo tanto disparidad en el resultado final

Actualmente en Estudio Roco no realizamos HDR en un porcentaje amplio, pero el CG319X nos permite monitorear la curva PQ o HLG a 300 nits, esto nos ha permitido hacer pruebas o pre colorizaciones antes de pasar a un monitor de 1000 nits.

Finalmente, en cuanto a las conexiones, el monitor cuenta con entradas Displayport y HDMI y no tiene entradas SDI, por lo que para enviar señal de video directamente de la tarjeta de playback Blackmagicdesign ultrastudio4k mini hemos tenido que comprar un conversor de SDI a HDMI, a continuación, un diagrama de nuestra sala de color.

Por las razones anteriormente mencionadas, el EIZO CG319X cumple los requerimientos actualmente de nuestro trabajo en Estudio Roco y nos da la confiablidad para seguir manteniendo nuestros estándares de calidad de nuestra sala de color.

001-application-window-with-text
www.estudioroco.com
003-instagram
@estudioroco
001-user
Diego Yhamá