CAPITULO 7
LA EVOLUCIÓN HACIA EL HDR

DaVinci Resolve se ha convertido en toda una revolución, sobretodo por la existencia una versión gratuita muy muy generosa, pero para esta ocasión vamos a tener que usar la licencia Studio si queremos trabajar en HDR.

Lo primero que tenemos que configurar en cuanto a HDR es la salida de video. La conexión SDI debe ser 4:4:4 y la profundidad de color ha de ser mínimo 10 bit. En cuanto a los niveles de datos o Data Levels, depende: si vamos a realizar HDR10 o HLG lo configuraremos en “Video”, si es para Dolby Vision elegiremos “Full”. Esto es porque Dolby Vision trabaja en RGB puro, mientras que los otros funcionan con la clásica matriz de video YCbCr. En el monitor, por supuesto, tendremos que hacer lo propio, aunque los EIZO saben captar perfectamente cuál es el tipo de señal que le llega. Por último, si la conexión es HDMI, se debe activar una casilla final que permite la entrega de metadatos HDR a través de este sistema.

Pasamos al punto más importante: la gestión de color. El material que tengamos, sea o no RAW, se ha de transformar y normalizar en HDR, así que tendremos que utilizar alguno de los dos sistemas de gestión de color de DaVinci Resolve. Podéis elegir entre DaVinci YRGB Color Managed o ACES cct.

Ambos sistemas funcionan de manera muy parecida: nosotros le decimos cuál es la norma que queremos, el sistema lee la metadata de cada fichero para saber con qué cámara se ha grabado y el aplica la transformación pertinente. Ambos sistemas son muy precisos y no entraremos aquí a debatir sobre ellos, aunque en ambos casos nos  podemos encontrar con el mismo problema: que la metadata de los archivos no incluyan la información que necesitan, en cuyo caso tendremos que indicarlo manualmente.

Otra situación puede ser que la cámara no esté soportada por estos sistemas. Aquí hay que descartar el uso de LUT’s. Lo sentimos, no funcionan en HDR. Y esto es muy importante, porque significa que en el set de rodaje tampoco podremos usar LUT’s para que el director tenga una estimación visual de cómo quedará el plano. La señal deberá pasar por un sistema de gestión de color -por ejemplo, una máquina con DaVinci Resolve Studio-, antes de llegar al combo.

Aunque DaVinci Resolve 17 Studio incorpora un nuevo catálogo de presets tanto para SDR como para HDR, se recomienda revisar siempre la configuración de estos presets en el caso de HDR con los siguientes datos:

  • Input Color Space: el que corresponda o dejarlo sin uso si el original es RAW.
  • Timeline Color Space: lo habitual a día de hoy es P3-D65 y ST2084 1000 nits. Con ST2084 nos estamos refiriendo en realidad la curva PQ. Encontraréis opciones para 1000, 2000 y 4000 nits. En cuanto a P3-D65, recordad lo que hemos comentado en artículos anteriores: no podemos aún alcanzar un mastering en  BT.2020, de modo que ponemos esta opción en Timeline Color Space para limitar la acción de las herramientas de DaVinci a este espacio de color.
  • Output Color Space: esto va a diferir en función del tipo de HDR que nos pidan y del tipo de cliente. Si nos piden HLG, la opción será 2100 HLG; si es para HDR10, puede que tengamos que configurarlo en Rec. 2020 ST2084 1000 nits o P3-D65 ST2084 1000 nits. En el caso de Dolby Vision, lo más probable es que sea lo  segundo.

Por último, debemos activar los scopes en modo HDR para que veamos la escala de 0 a 10.000 nits en caso de PQ o de 0 a 1000 en caso de HLG.

Con esto, YA podemos empezar a trabajar en HDR. Pero sobre esto hablaremos en el próximo artículo.