Por qué la luz ambiental en la sala de lectura juega un papel importante
La iluminación ambiental adecuada en las salas de lectura es fundamental para que los radiólogos puedan ver las grabaciones correctamente e identificar de forma fiable anomalías en las imágenes. Pero, ¿por qué es tan importante? Descubra por qué la luz ambiental juega un papel tan importante y cómo puede garantizar las condiciones de iluminación adecuadas en las salas de lectura.

contraste
Al mirar imágenes médicas, el contraste es uno de los factores más importantes para un diagnóstico preciso. Cuanto más fuerte sea el contraste, más matices diferentes podrán percibir nuestros ojos. La mayoría de los monitores médicos permiten un contraste muy alto, sin duda el primer y más importante paso para lograr un mayor contraste. Pero incluso con un monitor de alto contraste, una cosa supuestamente pequeña puede debilitar significativamente el contraste: la luz ambiental.

Las condiciones de luz circundantes pueden afectar el contraste de muchas formas, principalmente debido a los siguientes factores:

1. Reflexiones difusas: la luz se refleja uniformemente en la superficie de la pantalla, lo que hace que los tonos negros de la pantalla parezcan descoloridos.

2. Reflexiones direccionales y deslumbramiento: la luz de una fuente de luz externa se refleja directamente desde la pantalla o desde otro objeto, provocando deslumbramiento o el objeto reflejado en la pantalla. Esto puede distraer y debilitar el contraste en el punto apropiado.

Sin embargo, esto puede evitarse aplicando revestimientos antirreflejos a la pantalla o colocando el monitor de tal manera que no se refleje la luz en el monitor.

Sin embargo, la luz ambiental influye principalmente en el contraste al afectar la capacidad de los ojos para adaptarse a un cierto brillo. Normalmente, el ojo humano puede ver una relación de contraste de 1000, relación que no es absoluta sino relativa. Por ejemplo, si se encuentra en un túnel oscuro, verá muchas cosas con claridad. Pero si de repente sale a la luz del sol, la mayoría de los objetos serán más brillantes que los objetos más brillantes del túnel, por lo que los verá como de un blanco brillante. Esto se debe a que percibe los objetos más oscuros del túnel como «negros» y los objetos brillantes, como la luz tenue de las luces del techo, como «blancos». Entonces tus ojos toman todo lo que es más brillante que la tenue luz en el túnel

Nuestros ojos se adaptan a la luminosidad del entorno. Cuando sus ojos se acostumbran a la luz en el túnel oscuro y de repente salen, el blanco brillante lo cega por un momento. Sin embargo, después de poco tiempo, sus ojos se acostumbran nuevamente a los alrededores más brillantes.

En el caso contrario, esto significa que cuando sus ojos se han adaptado a la luz del sol brillante y de repente entra en un túnel oscuro, todos los objetos que son más oscuros que los objetos más oscuros a la luz del día de repente le aparecen negros. Seguramente lo ha experimentado usted mismo cuando ha entrado o salido de un túnel o una habitación oscura y, por lo tanto, sabe que se necesitan unos minutos antes de que pueda ver todo con claridad nuevamente en un nuevo entorno.

Esto también es relevante en las salas de diagnóstico, porque si el monitor y la luz ambiental son muy diferentes (es decir, mucho más brillante o más oscura) y alternativamente miras la pantalla y apartas la vista de ella, tus ojos tienen que reajustarse constantemente a la luz ambiental y al Ajuste el brillo de la pantalla. Tus ojos se adaptan a la pantalla, pero cada vez que miras una pared, lámpara u objeto de color claro, tus ojos tienen que acostumbrarse a este cambio de contraste. Esto significa que cuando vuelva a mirar la pantalla, pasarán unos minutos antes de que pueda volver a ver todo con claridad.

En general, se recomienda hacer coincidir la luz ambiental con el brillo de la pantalla; de acuerdo con las pautas del American College of Radiology, el brillo ambiental debe ser de 20 a 40 lux con un brillo de pantalla de al menos 350 cd / m2 (o 420 cd / m2 para mamografías). Las directrices europeas para el aseguramiento de la calidad en los resultados de las pruebas de detección del cáncer de mama recomiendan 20 lux o menos. Un estudio ha demostrado que menos de 7 lux es demasiado oscuro y más de 100 lux es demasiado claro; Entonces, independientemente de la recomendación que siga, la luz ambiental no debe ser demasiado brillante ni demasiado oscura. Además, antes de iniciar el diagnóstico, los radiólogos deben esperar unos 15 minutos para que sus ojos se adapten por completo a las condiciones de iluminación predominantes.

En Alemania y Austria, las clases de habitación con niveles máximos de iluminancia se definen en función de la tarea médica. En las salas de examen radiológico puro de clase de sala 1 o categoría A, no se deben superar los niveles de iluminancia de 50 lx.

En una sala de lectura ideal, la luz ambiental es constante y no provoca reflejos.

Fatiga ocular
La calidad del rendimiento visual es muy variable: depende, por un lado, como ya se mencionó anteriormente, de las influencias ambientales y, por otro lado, de factores fisiológicos. La fatiga ocular, además de ser muy incómoda, puede afectar temporalmente la vista. El rendimiento visual óptimo es esencial para los radiólogos, por lo que debe evitarse a toda costa la fatiga visual, y la luz ambiental puede desempeñar un papel importante en esto.

Si la luz ambiental y el brillo de la pantalla en una habitación son muy diferentes, sus pupilas se dilatarán (cuando la luz ambiental es más oscura) o se estrecharán (cuando la luz ambiental es más brillante) cada vez que retire los ojos del monitor. Este ensanchamiento y estrechamiento constante es muy estresante para los músculos del ojo y provoca fatiga ocular. También puede hacer que el ojo tarde más en acostumbrarse a las nuevas condiciones de iluminación.

La fatiga ocular también puede ser causada por el resplandor y los reflejos en la pantalla, ya que los ojos se vuelven a enfocar cada vez que la mirada se desplaza sobre el área iluminada.

Varios problemas ergonómicos también pueden causar fatiga ocular. 

La luz puede reflejarse en el monitor, lo que puede provocar reflejos (izquierda) y deslumbramiento (derecha).

De esta forma garantizas unas condiciones ambientales correctas y constantes
La forma más sencilla de optimizar la luz ambiental es colocar una luz tenue detrás de la pantalla. Dado que las lámparas de techo, incluso las luces atenuadas, pueden provocar deslumbramiento y reflejos, se recomienda instalar iluminación detrás del monitor.

A la mayoría de los radiólogos les resultará difícil comprobar y leer los registros de los pacientes o tomar notas con poca luz. Por lo tanto, también se requiere una pequeña lámpara de lectura, que se coloca debajo o al lado del monitor.

Con RadiLight, EIZO ha desarrollado un producto que cumple con todos los requisitos antes mencionados: una luz de confort fácil de usar que se fija en la parte posterior de los monitores RadiForce y baña la pared posterior con una luz agradable. Esto evita deslumbramientos y reflejos, pero al mismo tiempo asegura un brillo ideal en la habitación. Todo se completa con una pequeña luz de lectura conmutable en un cuello de cisne ajustable, que se puede dirigir de manera flexible a cualquier punto del escritorio, p. Ej. B. revisar y leer los registros de los pacientes. El material no reflectante de la lámpara evita los reflejos en la pantalla. Ambas fuentes de luz se pueden atenuar, lo que significa que la luz ambiental se puede lograr de acuerdo con la tarea en cuestión. 

La iluminación detrás del monitor evita reflejos y deslumbramientos.

RadiLight: comodidad para tus ojos
RadiLight es una luz cómoda y fácil de usar para radiólogos que trabajan en salas de lectura oscuras. La iluminación tenue en el fondo de la pantalla reduce la fatiga visual, que suele ser una amenaza por la constante alternancia de luz y oscuridad entre una imagen clara y objetos en un entorno oscuro. RadiLight, la única fuente de luz que ya se utiliza en la prueba de aceptación de una estación de diagnóstico, ayuda a establecer una situación de iluminación constante. El brillo ambiental generado de esta manera también se puede reproducir en pruebas de constancia posteriores. Además, RadiLight tiene una pequeña luz de lectura conmutable, por ejemplo, para verificar y leer documentos como archivos de pacientes o para usar el teclado y otras ayudas.